Accidentes más impactantes en los juegos olímpicos


A pesar de la preparación multidisciplinar que realizan todos los deportistas que participan en los Juegos Olímpicos, muchos corren con la mala suerte de sufrir accidentes. Incluso, un reciente artículo divulgado en Journal of Clinical Orthopaedics and Trauma sugiere que entre un 10 y un 14 % de los atletas olímpicos sufren algún tipo de lesión.


La razón de esto obedece en gran medida a los ejercicios físicos intensos y la ejecución de alto rendimiento que implican estos juegos. De cualquier modo, en algunos casos son tan graves, que no solo representan el fin de la participación en la competencia, sino el cierre de la carrera deportiva.


Los episodios de lesiones y accidentes no se han quedado por fuera de las ediciones de los Juegos Olímpicos. A lo largo de la historia de este evento se han presentado múltiples hechos trágicos que han frustrado los sueños de muchos deportistas, entrenadores y fanáticos. ¿Cuáles son las más recordadas?



El listado es bastante amplio si consideramos todas las versiones de las olimpiadas. Aun así, hay algunas que se destacan por las circunstancias en que se presentaron, o bien por sus desenlaces fatales.



1. Estocolmo 1912

Durante los Juegos Olímpicos de Estocolmo en 1912, el corredor de maratón olímpico portugués Francisco Lázaro sufrió las consecuencias del intenso calor de la época. Aunque en un principio se sugirió suspender la prueba, los organizadores se negaron.

Por desgracia, esta decisión le costó la vida al corredor de 21 años, quien cayó muerto alrededor del kilómetro 30 de la carrera. De acuerdo con la autopsia, el deportista sufrió un grave desequilibrio electrolítico como consecuencia de un subóptimo proceso de transpiración. Se cree que este último fue interrumpido por el bloqueador solar que se aplicó para evitar las quemaduras.


2. Seúl 1988



En el año 1988, los Juegos Olímpicos tuvieron lugar en Seúl. Allí, el clavadista estadounidense Greg Louganis sufrió un accidente durante las rondas preliminares. Tras hacer un clavado invertido con dos giros y medio en el trampolín de tres metros, el agua se tiñó de sangre.

El deportista sufrió una herida en su cabeza y, adicional a esto, tuvo una mala puntuación. No obstante, salió bien librado del golpe y clasificó a una siguiente ronda. Al final, se quedó con el oro de su categoría con un clavado similar al de su accidente.


3. Albertville 1992



Los Juegos Olímpicos de Invierno están asociados a un mayor riesgo de lesión en comparación con los del verano. Esto se atribuye al hecho de que en esta época se juegan deportes como el snowboard y el esquí. Por ello, no es extraño que una de las lesiones recordadas de estos juegos haya ocurrido precisamente en la época invernal.

Fue durante los juegos de 1992 en Albertville, cuando el esquiador Nicholas Bochatay falleció tras hacer un calentamiento y perder el control de la velocidad.

En concreto, el deportista se estrelló contra una máquina recogedora de nieve y el impacto le ocasionó la muerte.


4. Sidney 2000

En los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 se presentó un accidente que le ocasionó dolor hasta a los espectadores. El atleta ucraniano Denys Yurchenko se dispuso a realizar un salto con pértiga -considerado uno de los más difíciles -, pero al caer sufrió un fuerte golpe en la ingle y los testículos.

Para ser más exactos, al descender fue alcanzado por la vara (pértiga), y esta le provocó un corte en un músculo de la ingle. Por fortuna, se recuperó y logró una medalla de bronce en un ciclo olímpico posterior.


5. Beijing 2008

Se celebraban los Juegos Olímpicos Beijing 2008, cuando un 13 de agosto los espectadores presenciaron una de las lesiones más impresionantes. La víctima fue el levantador de pesas húngaro, Janos Baranyai, quien intentó levantar 148 kilos en su prueba. Sin embargo, las cosas salieron bastante mal; su brazo se venció hacia atrás y tuvo que ser remitido a urgencias al instante.

Por obvias razones, esto representó el fin de su participación en la competencia mundial. Incluso, el deportista tuvo que estar más de un año en reposo antes de volver a levantar pesas.


6. Vancouver 2010

Otro hecho trágico ocurrió durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Vancouver 2010. Durante su celebración, el georgiano Nodar Kumaritashvili falleció luego de estrellarse contra un poste de acero al perder el control de su trineo en uno de los entrenamientos. Aunque al momento del accidente recibió asistencia médica, fue declarado muerto al llegar al hospital.




7. Río 2016

En la pasada edición de las olimpiadas, Río 2016, la suerte no acompañó al gimnasta francés Samir Ait Said de 26 años. El deportista especializado en anillas y salto frustró su sueño olímpico tras sufrir un accidente al intentar hacer un salto de caballo durante la prueba clasificatoria. La caída le provocó una fractura que lo dejó por fuera de la competencia.

Tras travesar un complejo proceso de rehabilitación, en 2019 regresó a las competencias y logró un cupo para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que se celebrarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes